El “Termo” a escala real

Published in the dossier of Octubre 2017

Borås, sostenible antes de hora

El 1959 la ciudad apuesta por abandonar el uso de los combustibles fósiles. Crea su propio destino energético y poco a poco evoluciona hacia soluciones alternativas de calefacción. Hoy cuenta con recursos renovables de combustibles sólidos residuales (CSR), biomasa o cogeneración para asegurar el confort térmico de sus 110.000 habitantes.

A las afueras de la ciudad sueca de Borås una original torre metálica de 80 metros de altura domina el paisaje. Aunque esté cerrada a las visitas, es un edificio querido por sus habitantes, que la han apodado afectuosamente “el Termo”. El objetivo de este depósito no es otra que almacenar en sus 37.000 m3 una parte de la energía térmica producida por las instalaciones de calefacción urbana. El servicio municipal de Borås* pensó que sería una solución de futuro para limitar el uso a las energías fósiles en periodos de picos de consumo. ¿Cómo funciona?

“Como un enorme acumulador capaz de almacenar y distribuir agua caliente permanentemente, todo el año”, indica Tobias Klahr, director comercial Industries de Veolia en Suecia. “Por la noche, cuando la demanda de calefacción urbana es baja, mantiene a temperatura constante el agua caliente que no se utiliza. En caso de aumento durante el día, funciona como un depósito-tampón, distribuyendo la cantidad de calor necesaria a las calderas para funcionar a régimen constante.”

Integrado desde el 2010 a la central térmica de la ciudad, el Termo mejora la eficiencia de la red de calor, alimentada por una mezcla de energías renovables y fuel como complemento. Suavizando las fluctuaciones de producción, optimiza la combustión con ahorros en mantenimiento y en energía de origen fósil. Cada año el Termo evita la emisión de 7.700 toneladas de CO2, cumple una misión ciudadana participando en el objetivo de neutralidad de carbono que se fijó la ciudad para el 2025.

* Borås Energi och Miljö AB confió a Veolia la operación y el mantenimiento de sus instalaciones térmicas de 2006 a 2016.