Antillas francesas Huracán Irma Agua potable, emergencia absoluta

El 6 de septiembre de 2017 el huracán Irma sacudió dos islas francesas del Caribe: Saint-Martin y Saint-Barthélemy. Relato de la carrera contra reloj de los equipos de Veolia. Su prioridad: permitir el abastecimiento de agua potable a la población afectada.
Información básica
Incidencia
Reiniciar lo antes posible la producción y distribución de agua potable en Saint-Martin, tras los graves daños provocados por el paso del huracán Irma.
Objetivo
Implementar soluciones de emergencia para suministrar agua potable a la población, a la espera de la recuperación de las unidades de desalinización de Veolia en Saint-Martin, y de las redes de agua y saneamiento.
La respuesta de Veolia
Movilizar un equipo de expertos y voluntarios de la Fundación Veolia y colaboradores del Grupo basados en Guadalupe. - Enviar a Saint-Martin una unidad móvil de desalinización de agua de mar desde España y material de emergencia desde la metrópolis.

 

 

CARRERA VITAL CONTRA RELOJ

Desde el viernes 8 de septiembre Veolia prepara, con los servicios estatales, el envío por avión de una unidad móvil de desalinización de agua de mar para responder a la necesidad emergente de agua potable de la población.
Viernes 8 de septiembre y sábado 9 de septiembre, Veolia envía a Saint-Martin varios colaboradores ubicados en Guadalupe como refuerzo de los equipos locales. Su misión consiste en evaluar el estado de las instalaciones de distribución de agua potable, requisito indispensable para su puesta en funcionamiento.
Martes 12 de septiembre, un primer equipo de expertos de la Fundación llega en el terreno. Reciben más de diez toneladas de equipamiento de almacenamiento, distribución y análisis de la calidad del agua, enviados por avión a la Cruz Roja francesa.
El día siguiente se unen dos voluntarios Veoliaforce especializados en técnicas de desalinización para la puesta en marcha de la unidad móvil de emergencia.
Viernes 15 de septiembre, la unidad móvil de desalinización llega desde Madrid a bordo de un Antonov, un avión de transporte militar. Este aterriza en el aeropuerto Pôle Caraïbes de Guadalupe. La última parte del recorrido se efectúa mediante gabarra, de Pointe-à-Pitre a Saint-Martin. Esta operación es un auténtico reto para los equipos de la Fundación encargados del traslado, montaje y puesta en marcha de un equipamiento básico para aportar una parte del agua potable a las islas.
Miércoles 20 de septiembre, llega un nuevo equipo de la Fundación para ayudar al equipo presente en Saint-Marin sobre las cuestiones de redes y de distribución de agua. Con la Cruz Roja francesa instalan doce puntos de agua de emergencia (depósitos vinculados a la red y rampas de distribución) y, día tras día, buscan las fugas y reparan los conductos. Paralelamente, se envía material de reparación y vehículos por vía marítima para los equipos que trabajan en la puesta en funcionamiento de las instalaciones preexistentes.
Domingo 24 de septiembre, la unidad móvil de desalinización comienza a funcionar con un volumen de producción máximo de 600 m3/día (su puesta en servicio se retrasa por el paso del huracán María).
Jueves 28 de septiembre, el 65 % de los habitantes de la isla ha recuperado el acceso al agua potable, la producción del conjunto de las unidades de desalinización (entre ellas, la unidad móvil de desalinización) supera los 3,5 millones de litros al día.

El día después del paso del Irma. Después del paso del huracán de categoría 5, la máxima intensidad, Saint-Martin (40.000 habitantes en su parte francesa) y Saint-Barthélemy (unos 9.500 habitantes) ofrecen un paisaje desolador: barcos y coches empotrados en edificios, montones de escombros de restos de tejados, ventanas y paredes. Los aeropuertos quedan inutilizados varios días, las instalaciones eléctricas y las plantas de desalinización de agua de mar sufren importantes desperfectos,... A las víctimas debemos sumar daños materiales considerables.

Concentrar los esfuerzos en Saint-Martin

Estas dos islas no disponen de reservas naturales de agua dulce, ni ríos, ni capas freáticas que utilizar en caso de emergencia; dependen de las tres unidades de desalinización de agua de mar que gestiona Veolia. Desgraciadamente, estas también presentan importantes desperfectos, y el Grupo se moviliza para abastecer agua potable a la población.

“Los daños en las infraestructuras de producción y distribución de agua son muy graves y tendremos que esperar varios meses para volver a una situación normal”, afirma Thierry Vandevelde, delegado general de la Fundación Veolia, después de visitar la zona afectada. “Las instalaciones se encuentran en la costa y con el paso del huracán quedaron parcialmente sumergidas.”

Los esfuerzos de los equipos se concentraron en Saint-Martin, donde las unidades de desalinización y las redes sufrieron más desperfectos.

Volver a arrancar la producción y la distribución de agua

El 22 de septiembre la producción y la distribución de agua potable se ponen en funcionamiento lentamente pero de forma segura en Saint-Martin. Antes de lo previsto, las instalaciones de desalinización suministran 1,5 millones de litros al día, el 30 % de la producción de la planta antes de la catástrofe. Sin descanso, los equipos de Veolia trabajan en la red y las conexiones individuales para poder restablecer progresivamente la normalidad. A principios de octubre la producción supera los 3 millones de litros al día y más del 65 % de los hogares vuelve a tener suministro. Un milagro que ha sido posible gracias a la movilización de todos: colaboradores locales, de Guadalupe y de la metrópolis, expertos en situaciones de emergencia, en desalinización, distribución de agua potable, saneamiento y rehabilitación de las redes. Todos trabajan en estrecha colaboración con los servicios estatales, de la comunidad y del resto de operadores locales, como EDF.

Gestionar la emergencia en el tiempo

Los voluntarios de la Fundación Veolia se centraron en la puesta en servicio de la unidad móvil de desalinización Veolia procedente de Madrid (ver cuadro p. 25). Mientras tanto, el hospital de Marigot, la principal ciudad del oeste de Saint-Martin, pudo beneficiarse de suministro los primeros días tras el paso del Irma, gracias a las reservas realizadas en previsión del huracán. Soluciones provisionales de emergencia, la Cruz Roja francesa implementó paralelamente doce puntos de agua, con el apoyo de los equipos de la Fundación. El agua distribuida, de calidad denominada “sanitaria”, permite satisfacer las necesidades de higiene, aunque no sustituye, en una primera fase, el agua embotellada como bebida. “Aún estamos en situación de emergencia”, recordó a principios de octubre Nicolas de Saint-Martin, director encargado del seguimiento de los departamentos de ultramar en la Secretaría General de Veolia Agua en Francia (ver más abajo). El gabinete de crisis de Veolia prosigue sus tareas diarias con el personal local (intercambio de información, decisiones colegiales, comunicación de las necesidades,...), incluyendo noches y fines de semana.”

Llamamiento a donaciones

Para responder a la demanda de los numerosos colabores de Veolia deseosos de ayudar a la población afectada, la Fundación Veolia ha abierto una cuenta especial “Emergencias Irma”. Por cada euro donado por un colaborador, la Fundación aportará un euro suplementario. Debemos recordar que después del periodo de emergencia, la gravedad de la situación requerirá intervenciones continuas durante largos meses. “Todo el dinero recaudado se destinará íntegramente a la financiación de programas de emergencia, solidaridad y reconstrucción apoyados y acompañados por la Fundación Veolia”, concluye Thierry Vandevelde.

Con la progresiva puesta en funcionamiento de la producción, la normalidad vuelve lentamente. Ahora Veolia debe iniciar un largo proceso de varios meses para reconectar progresivamente todos los barrios. Paralelamente, el Grupo trabaja a destajo para restablecer los servicios de saneamiento. Una de las prioridades es la limpieza del alcantarillado para evitar la acumulación de agua residual y los riesgos sanitarios inherentes. Después de la carrera contra reloj comienza un maratón...
 

Cifras clave en Saint-Martin

100 % de la producción de agua restablecida respecto al periodo anterior al huracán (principios de noviembre del 2017)
81 % de los hogares con abastecimiento de agua potable (principios de noviembre del 2017)

 

Para más información:

> Significant progress made in restoring water services in Saint-Martin [EN]
> Veolia Foundation Internet website [EN]
> Desalination, promoting access to drinking water for hundreds of millions of people [EN]