Oakland EcoBlock Un ecobarrio ejemplar

Published in the dossier of Diciembre 2017

¿Cómo podemos imaginar el barrio del futuro a partir de una manzana de casas de otra época?

Aquí está la clave del programa Oakland EcoBlock. O cómo convertir 28 hogares californianos degradados en un barrio de alta eficiencia energética a partir de una distribución inteligente de los recursos entre sus habitantes.

Según Anthony Nahas, investigador de la Universidad de Berkeley y coordinador de este ambicioso proyecto de renovación, “el esquema tradicional de desarrollo urbano americano, basado en el consumo de recursos infinitos, debe evolucionar debido al cambio climático”.

La reflexión, nacida de una colaboración con la NASA en 2013, lleva de cabeza a un colectivo de universitarios, ingenieros, diseñadores urbanos, expertos en ciencias sociales, juristas, operadores privados y ONG. Con el apoyo de la ciudad de Oakland y el Estado de California, experimentan un modelo de renovación inédito a escala de un conjunto residencial. Sostenible y solidario incluso en su financiación1, Ecoblock también destaca por su carácter reproducible. Ecobloc integra diferentes aspectos: producción descentralizada y almacenamiento local de energía solar, reciclaje de las aguas residuales, recogida de las aguas pluviales y también vehículos eléctricos compartidos y agricultura urbana. Ecoblock es un modelo autónomo y adaptable en cualquier sitio. En California, en otros Estados americanos e incluso en otras partes del mundo. Solo en Oakland se podrían rehabilitar 3.500 “blocks” en esta línea, cuya obra piloto se iniciará el 2018.
 

1- En modo de inversión “green bond”

Enfoque constructivo

La fundación Veolia acompaña el desarrollo de EcoBlock con la consultora 2EI de Veolia, seleccionada por su experiencia y conocimientos en materia de ciudad sostenible.

“Renovar un barrio en vez de limitarse a una vivienda individual permite compartir las soluciones y obtener beneficios de coste y eficiencia”, afirma Julien Grimaud, jefe de proyecto 2EI. “No podemos limitarnos al marco de los servicios urbanos previstos, entre otros en materia de recuperación de las aguas residuales, también tenemos que iniciar una reflexión sobre la viabilidad de estas soluciones a una escala apropiada.”