Pedalear contra el despilfarro alimentario

Pedalear contra el despilfarro alimentario

Cada año en Francia 10 millones de toneladas de alimentos (16,000 millones de euros) se tiran sin ser consumidos. Este despilfarro alimentario produce, además, 15.55 millones de toneladas de CO2. El equivalente al 3% de las emisiones de gas de efecto invernadero de Francia, y 5 veces más que las emisiones de los aviones de las líneas internas, ... además, 4 millones de personas recurren a la ayuda alimentaria. Una paradoja que ha llevado a Veolia y a los bancos de alimentos del Gran Este francés a desarrollar una idea original: la bicicleta batidora.

4 millones de personas recurren a la ayuda alimentaria

Los bancos de alimentos
La primera red de acompañamiento alimentario de Francia nace en los años 80 y se inspira en el modelo de los Food Banks americanos. • Los 79 bancos de alimentos y las 23 antenas presentes en Francia luchan activamente contra el despilfarro alimentario y ayudan a más de 2 millones de personas. • 1 de cada dos beneficiarios de ayuda alimentaria ha recibido productos recogidos por los bancos de alimentos, el equivalente a 210 millones de comidas. • En Europa existen bancos de alimentos en 22 países.

Inspirándose en una idea de Geneviève Pupil, directora del Banco de Alimentos de Meurthe-et- Moselle, la bicicleta batidora aparece el 2016 en Nancy. Fabricada con materiales recuperados en los puntos verdes, sigue el mismo principio que los puntos de recarga de smartphones que encontramos en muchas estaciones de Francia, donde los usuarios pedalean para recargar su móvil. En el caso de la bicicleta batidora, al pedalear se acciona una batidora que mezcla su contenido... frutas y verduras un poco maduras se transforman en deliciosos zumos, compotas y batidos.

La bicicleta batidora es una herramienta divertida con una muy buena aceptación entre el público, constituye una campaña eficaz para concientizar sobre el problema del despilfarro alimentario y dar a conocer las buenas prácticas para evitarlo. Nos demuestra que podemos hacer cosas positivas y buenas con alimentos que suelen acabar en la basura. Su contador de kilómetros indica a los usuarios la distancia que han recorrido y el número de alimentos reutilizados... ¡antes de probar el fruto de sus esfuerzos! Este enfoque seduce a los más jóvenes.

“De hecho, son una parte importante del desarrollo sostenible y la lucha contra el despilfarro alimentario. Ahora se acercan de forma espontánea para hacernos un montón de preguntas y nos es más fácil exponer nuestro programa”, indica Geneviève Pupil.

Una campaña de gran éxito. Las bicicletas batidoras, implementadas en Meurthe-et-Moselle, en Bas-Rhin y en Moselle, prosiguen su tour de Francia particular... y se unen a Veolia en las regiones. El Grupo, consciente de la gran cantidad de residuos alimentarios que tiramos y que se podrían consumir, está muy implicado en acciones de sensibilización destinadas a sus colaboradores (talleres de purés, ayuda a colectas de alimentos, entre otros) y a los ciudadanos en todos los territorios.

Consulte la totalidad del contenido del dossier del mes

Palabras clave

Alimentación