Santiago iluminada

Published in the dossier of Octubre 2017

Solo la iluminación representa el 15 % del consumo eléctrico global y el 5 % de las emisiones mundiales de CO2. Sin embargo, si todo el planeta adoptara las normas más estrictas en la materia, el consumo de energía derivado de este uso podría reducirse a la mitad. Para lograrlo, el cambio a una iluminación de alto rendimiento, como los diodos electroluminiscentes (LED) es una prioridad. ONU Environnement trabaja para acompañar y promover esta transición con la implementación, en los países socios, de una «política integrada de iluminación eficiente» conocida como “United for Efficiencyen. lighten”. Desde el año 2013 Chile se basa en este modelo para transformar el marco legal de uso de los productos de iluminación. Y también sensibilizar a la población con diferentes medidas, como la distribución de dos millones de bombillas de nueva tecnología entre la población con pocos ingresos. Por encargo de la agencia Magnum, Moises Saman viajó a la capital, Santiago de Chile, para inmortalizar el lanzamiento de esta iniciativa.

Sus imágenes muestran que un gesto tan trivial como cambiar una bombilla puede mejorar la vida cotidiana.

Moises Saman, paseante iluminado

Bio

Moises Saman, nacido en Perú en 1974, crece en Europa y se muda a California, donde estudiará sociología. El 1998 descubre su vocación gracias al trabajo de los fotoperiodistas sobre la Guerra de los Balcanes. Desde entonces sus múltiples veces premiadas fotografías de los conflictos en Oriente Medio y de las primaveras árabes han dado la vuelta al mundo. Miembro de la agencia Magnum, vive en Tokio y se dedica a plasmar en imágenes las problemáticas de las sociedades postconflicto en Asia.

Las imágenes de Moises Saman proceden de un trabajo colectivo realizado para ONU Environnement: durante varios años diferentes fotógrafos de Magnum han recorrido el mundo dando a conocer soluciones locales para luchar contra el cambio climático.

Para Moises Saman, a veces para ver claro es mejor esperar la noche. Al oscurecer el fotoperiodista recorrió las calles del sur de Santiago de Chile para encontrar a los habitantes de Lo Espejo. En esta comuna desfavorecida numerosas familias viven en la única estancia de su casa improvisada. Aquí, la iluminación es un lujo. Entrando en estos hogares equipados recientemente con iluminación de bajo consumo, Moises se pregunta sobre su día a día.

“Cuando toda la luz se limita a una bombilla de filamento en el techo, puede parecernos irrisorio sustituirla por un modelo que consume menos. Sin embargo, cuando nos cuesta llegar a fin de mes, la diferencia es enorme”, afirma. Estos rostros que se iluminan no tienen nada de anecdótico, plasman la mejora de su calidad de vida. Retratos intimistas de escenas de la vida local, el fotógrafo capta estas señales de cambio con la sencillez y la intensidad que ofrece el blanco y negro. Para, según sus palabras, “concentrarse más en la realidad del momento”, en el que todo se ilumina: recordará durante mucho tiempo a “este hombre en la penumbra de su tienda, y su alegría al instalar la nueva bombilla”.